El Momento Correcto

The English version of this post is The Right Time. The Spanish translation is my own and may contain errors. I invite native speakers of the language to comment on my errors and to suggest corrections. Aquí está una traducción en español de The Right Time.

¿Me jubilé en el momento correcto? Ha estado un poco más de un año puesto que mi fecha de jubilación. Rara vez me he encontrado pensando en si yo debería haberse jubilado cuando lo hice. Supongo que el hecho que no me encuentro atormentado por la pregunta implica la respuesta. Si no soy consumido por remordimiento sobre jubilación, debe no haber sido el momento equivocado para jubilarse.

Soy entre esos quien han sido afortunados de tener una elección en el asunto. Como he mencionado en otra parte, fui capaz de elegir de jubilarse. No fui forzado de mi trabajo debido a una físical o medica condición que me habría impedido haciendo el trabajo. No tuve que dejar mi trabajo debido a la economia o recortando el personal. Yo podría haber continuado trabajando en mi empleo por otro cinco o diez años, quizá. En el mismo tiempo, sentí suficiente confidencia acerca de mi posición financiera para que no estaba necesario para mi quedarme en mi empleo en nombre de aumentar el tamaño de mi colchón de jubilación.

Si jubilación sucedió en el momento correcto sería un tipo diferente de pregunta si yo había hube no elección sobre cuando estuvo a punto de ocurir. Estando capaz de eligir jubilarse pone el foco del momento correcto pregunta sobre la elección y no tanto en circunstancias externas.

Pero primero lo primero. Antes de decidiendo cuándo jubilarme, he tenido que decidir si debo jubilarme. Dos o tres años antes de me jubilé, acepté el concepto de jubilación. Yo no recuerdo cuándo ésto sucedió. La hora no es significante—si estaba dos años más o menos no es importante. Lo que importa es en algún punto, yo comencé pensar en jubilación como una opción real para mí en vez de un abstracto estado de ser que sucedió a otras personas. Comencé a concebir de jubilación como un periodo de vida cuando el empleo—para propósito de ganarse la vida—ya no sería una necesidad.

Jubilación no es el mismo de desempleo, que es no tener un puesto de trabajo cuando uno quiere uno desesperadamente. (Sé sobre desempleo, habiendo viví por esa experiencia por un periodo de tiempo.) Tampoco jubilación significa nunca trabajando de nuevo. Recibiendo pago por haciendo trabajo no descalifica necesariamente a una persona de ser “realmente jubilado.” Pagado trabajo durante jubilación, sin embargo, no es sobre el dinero, aunque ingreso adicional siempre es bienvenido. Trabajo, mismo como cualquier cosa que escojo hacer como una persona jubilada, es acerca de gozo de vida. En jubilación el viviendo ya ha estado ganado.

Cuando me di cuenta que yo podría concebir de convertiendome a una persona jubilada, comencé pensando de cuándo yo podría hacer eso sucede. La decisión jubilarse, ella aparece a mí, es un proceso de dos pasos: primero, tiene que aceptar el concepto de su propia jubilación; segundo, tiene que elegir un fecha de jubilación. El fecha podría cambiar pero finalmente usted se compromete a un fecha de jubilación y sigue hasta el final.

Elegiendo un fecha de jubilación y pegando a ella puede estar complicado. Disfrutaba mi trabajo, y estaba siempre interesado en hacerlo bien y completando lo que yo empecé. Un parte de trabajo satisfación, para mí, fue completando el encargo, viendo cosas hasta el final, cuidando de cabos sueltos. Mi trabajo conllevaba encargos multiples, cada en etapas diferentes de completación en cualquier uno tiempo. Apenas hubo cualquiera posibilidad que un momento podría venir cuando todos encargos podría estar terminada antes de uno nuevo comenzó. Aun si un fecha de “completando mi trabajo” sería posible, prediciendo cuándo podría ocurrir no fue posible. Yo no podía elegir una fecha de jubilación basado en cuando mi trabajo sería completado.

Consideré varios otros factores en eligiendo mi fecha de jubilación. Quise dar a mi patrono mucho tiempo de elaboración. A primero, dije a mi patrono que yo estaba pensando en jubilación en alrededor de dos años. Esa dos años ventana se deslizó adelante un poco, y así el aviso previo para mi patrono era en realidad más de tres años antes de mi fecha final de jubilación. En decidiendo cuándo jubilarse, fue importante para mí dar a mi patrono la oportunidad hacer un rato de transición planificando— idealmente, contratar un repuesto cuando yo estaba alrededor para proveer entrenamiento y guiando.

Otro factor fue mi edad. Cuando había vivido 60 años y unos meses, yo había vivido más que mi padre. Por suerte, mi madre vivió en sus años 80, y así cualquier disposición genética que yo podría tener hacia un fallecimiento temprano es temperado por la contribución maternal a la mezcla. Sin embargo, soy consciente de la brevedad de vida. Si yo fuera a disfrutar el estado de jubilación durante un periodo de más que unos pocos de años, no podía retrasar demasiado mucho tiempo en eligiendo una fecha de jubilación.

Un adicional factor significativo fue uno que no podría predecir dos años afuera. El caracter de mi lugar de trabajo comenzó a cambiar en modos sutiles. Debido a jubilaciones (y uno impactante temprano muerte), mis colegos—las personas que compartieron mi historia y experiencia en el trabajo—comenzó a desaparecer. La gerencia cambió. Conocimiento institucional se erosionó. Experiencia apareció a perder valor día por día. Progreso no siempre fue para el mejor. Hubo un deterioro gradual en la trabajo cultura. La declinación y caída de mi lugar de trabajo lo hicieron más fácil para mí a pegar con mi final fecha de jubilación. Más fácil, pero en una manera triste.

El dinero siempre es un factor. En decidiendo cuando jubilarme, tuve que considerar si me podría permitir a hacerme una persona jubilada. ¿Si yo abandonara mis ingresos de trabajo, tendríamos mi esposa y yo los necesarios recursos financieros a disfrutar jubilación juntos? Para nosotros, la pregunta no tiene un respuesta segura, porque no somos excesivamente ricos y no sabemos cuales gastos inesperados el futuro podría traer. Sin embargo, podíamos contar en ingresos de planes de pensiones de prestaciones definidas. Nuestra generación pueden ser el último tener esto tipo de pensión, así que nos sentimos afortunados.

Pesé éstos y otros factores y entonces di a mi patrono un firme seis mes preaviso final de mi fecha de jubilación. No recuerdo pensando dos veces durante esos últimos seis meses de trabajo. Durante el año puesto que me jubilé comenzó, no he sufrido de remordimiento del jubilado, y no he perdido ningún sueño lamentando mi decisión de jubilarme. Hasta ahora, todo bien. Fue el momento correcto.

Pido disculpas a hablantes de español por adelantado por esos errores que estoy seguro a hacer. Espero que cualquier hablantes de español quien van a leer mis traducciones me permitirán saber sobre mis errores y van a sugerir enmiendas.

Share This:

Hits: 538

Some other stuff for later,

  • 88
    The English version of this post—Retirement is the New Normal—was posted here on May 8, 2015. This Spanish translation is my own and may contain errors. I invite native speakers of the language to comment on my errors and to suggest corrections. Aquí está una traducción en español de Retirement…
  • 86
    The English version of this post is What’s In a Phase? The Spanish translation is my own and may contain errors. I invite native speakers of the language to comment on my errors and to suggest corrections. Aquí está una traducción en español de What’s In a Phase? En Recordando…
  • 83
    The English version of this post is Remembering Anticipation. The Spanish translation is my own and may contain errors. I invite native speakers of the language to comment on my errors and to suggest corrections. Aquí está una traducción en español de Remembering Anticipation. Robert C. Atchley, un experto en…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *