Category Archives: Later, in Spanish

En una Tierra Extraña: Ocho

The English version of this post is In a Strange Land:Eight. The Spanish translation is my own and may contain errors. I invite native speakers of the language to comment on my errors and to suggest corrections. Aquí está una traducción en español de In a Strange Land: Eight. Por favor, hispanohablantes, sugieran correcciones. Muchas gracias.

Ella me sorprende cada ves mostra su cara, pero siempre ella ha estado conmigo. Ahora que estoy en exilio, yo sé que ella está más cercana, pero quizás ella ha estado tan cercana siempre. Es posible que la única cosa que es diferente ahora es que me he vuelto más consciente de su sombra.

Ella está con todos y con cada cosa viva. No hay nada especial sobre yo; ella contempla todos nosotros, y más pronto o más tarde ella se revelará a cada de nosotros.

Yo creo que ella no es ninguna Parca, ninguna coleccionista de almas. Creo que ella no tiene interés en almas o en el paraíso u el infierno. Su instincto es poner un fin a dolor, un fin a miedo y sufrimiento. La venganza no es su pasión. El instinto la guia. Ella no es la destructora. Ella es la madre de la belleza.

No sabía cuándo ella vendría a mi, sabía sólo que ella vendría.

No será un tiempo fortuito. Ella no es caprichosa. Ella no es predecible. Yo siento su sombra, y su presencia hace preciada la vida.

Muchas veces su razón no puede ser explica. ¿Por qué ella viene para algunas en la noche en un sueño olvidado? ¿Qué la mueve cuando no hay dolor, no miedo, no sufrimiento? Puedo imaginar sólo que su visión es tanto más grande de mi propia. Ella ve todo el dolor, el miedo y la angustio delante de nuestros sentidos insuficientes están tocados.

Estuve consciente que mi vida estuvo volviendo más corta.

Hay un límite inmutable de vida que niguno protestación o conquista puede cambiar. No tengo miedo de ella. Tengo más miedo del tormento, el tormento que sólo ella puede calmar.

Share This:

Hits: 553

Some other stuff for later,

  • 64
    The English version of this post is Immigration Part 1: How Did We Get Here?, posted here on August 4, 2014. This Spanish translation is my own and may contain errors. I invite native speakers of the language to comment on my errors and to suggest corrections. Aquí está una…
  • 58
    The English version of this post is Immigration Part 2: Establishing Equity, posted here on August 27, 2014. This Spanish translation is my own and may contain errors. I invite native speakers of the language to comment on my errors and to suggest corrections. Aquí está una traducción en español…
  • 53
    The English version of this post is Fumbling Toward Health Care. The Spanish translation is my own and may contain errors. I invite native speakers of the language to comment on my errors and to suggest corrections. Aquí está una traducción en español de Fumbling Toward Health Care. En los…

En un País Extraño: Siete

The English version of this post is In a Strange Land: Seven. The Spanish translation is my own and may contain errors. I invite native speakers of the language to comment on my errors and to suggest corrections. Aquí está una traducción en español de In a Strange Land: Seven. Por favor, hispanohablantes, sugiera correcciones. Muchas gracias.

Me pregunté a veces si yo viviría qualquier diferentemente si sabía cómo viejo estuve. Esto estaba una pregunta no unico a exilio, pero en el tiempo de exilio, la edad se definía por muerte. En una edad más joven, el muerte había estado más abstracto que me parecía ahora.

La edad estaba diferente en veces de juventud, adolescencia y edad adulta. Entonces la edad pertenecía de crecimiento, y después pertenecía del baile de escolaridad, y después pertenecía de encontrando una compañera y teniendo una carrera. Yo sabía mi edad entonces cuando había tanto de mi vida que yodebía hacer.

La edad nos da nuestras orientaciones, nuestras direcciones. El exilio, sin embargo, estaba inexplorado. El fin de exilio fue seguro, porque la muerte vendría. Yo no sabía cómo viejo estuve, porque no sabía cuando me encontraría con mi muerte. Si yo moriría mañana o uno año después de ayer, entonces yo sería bastante viejo ahora, pero no podía saber por adelantado mi longitud y mi latitud.

Tal vez yo viviría por cien años–pero dos cientos? Probablemente no. Mi edad actuarial–dieciocho más o menos antes del fin del exilio–fue simplemente una apuesta. La verdad fue que no supe–yo no podría saber–cómo viejo estuve.

Yo elegí abrazar la incertidumbre, la brújula cambiante, que fue el color de mi exilio. La certidumbre estaba dentro de mi alcance, por supuesto, pero yo no tenía inclinación hacia una conclusión autoinducida.

Yo no sabía la edad del vino. ¿Importaría si yo lo sabía? ¿Yo elegiría hacer una cosa diferente después del desayuno esa mañana, sabiendo que mi exilio continuaría por cinco años – solamente cinco años y no diez o treinta?

A mí no fue obvio que debo vivir mi vida como si no habría mañana or, más realistamente, habría menos mañanas. El filosofía de “vive para hoy” estaba un tipo de juego mental, un ejercício en benigno autoengaño que equivalía poco más que jugando las probabilidades. Por ejemplo, si me hice creer que yo tuve solamente uno año para vivir, entonces yo estaría seguro a cuidar de todas esas cosas de que debo cuidar antes del fin. Limpiaría mi armario. Yo me deshacería discretamente de todas las evidencias condenatorias. Yo disfrutaría de vida al exceso. Habiendo hecho todo eso, cualquier mañana más allá de las próximas 365 cuando yo me despertaría debe tomarse como un bono.

Yo lo pensé, pero no funcionó para mí. Yo no podía hacerme creer que tenía solo uno año más para vivir. De verdad, no quise hacerme creer eso. Yo no quería ir a través de la angustia de imaginando que el fin de mi exilio vendría tan pronto.

Además, parecía una cruda manera de reemplazar la ideología de mi vida más joven con una colección supuestas de cosas que yo me suponía hacer antes de muriendo. Con toda probabilidad, yo sobreviviría el año y me encontraría ser justo como inseguro de mi posición.

¿Y qué entonces? ¿Podría recobrar un presentimiento de sabiendo lo que yo debía estar haciendo por pretendiando un ves más que yo tenía solo uno año más para vivir? Parecía improbable.

Si había sabido cómo viejo estuve, ¿habría sido diferente mi vida? Si había sabido por seguro que yo tuve otro 30 años para vivir, ¿habría cambiado cómo viví ese día? ¿Habría valorado cada día como tanto? O, ¿la misma incertidumbre hizo más dulce mi vida?

El hecho fue que yo no viví con un hipótesis de incertidumbre de una manera u otra. No sabiendo lo que debía estar haciendo me hizo sentir vagamente incómodo a veces. No sabía cómo viejo estuve, y si yo valoraba vida en absoluto, yo no podía saber.

Share This:

Hits: 278

Some other stuff for later,

  • 86
    The English version of this post—In a Strange Land: Five—was posted here on January 10, 2016. This spanish translation is my own and may contain errors. I invite native speakers of the language to comment on my errors and to suggest corrections. Aquí está una traducción en español de In…
  • 73
    The English version of this post is The Joy of Work. The Spanish translation is my own and may contain errors. I invite native speakers of the language to comment on my errors and to suggest corrections. Aquí está una traducción en español de The Joy of Work. Esta publicación…
  • 73
    The English version of this post is Seeking Village. The Spanish translation is my own and may contain errors. I invite native speakers of the language to comment on my errors and to suggest corrections. Aquí está una traducción en español de Seeking Village. Inspirado por el Beacon Hill Village…