Yo estaba un esceptico spiritual. Creía que compasión y amabilidad estaban cosas buenas, pero dudaba que espiritualidad tenía algo que ver con eso.

Mi sentido de moralidad tenía sus origenes en las experiencias de mi juventud, la infuencia de mis padres—quienes de algún modo lograron enseñarme a distinguir lo bueno de lo malo—y las influencias ubicuas y sutiles de la cultura en que nací. Este sentido moral no fue una revelación que vino a mi como un producto de espiritualidad religiosa o contemplativa. Mientras crecía más viejo, tomar la responsibilidad por mis acciónes, por mi destino, por mi manera de ser y sentir compasión para los otros simplemente se sintió correcto.

Vine hasta exilio con nada que pude describir com una “vida espiritual.” Había no parte de mi día o semana que dedicaba a “ser espiritual.” Yo desconfiaba la sugerencia que espiritualidad fue indispensable para felicidad.

Y sin embargo creaba que compasión y amabilidad tenían valor. Supe que tragedia, pena y pérdida fueron reales y tarde o tempano me encontrarían, así como habían encontrado—y continuarían encontrar—los que están alrededor de mi. Yo necesitaría consuelo y esperanza en tiempos como eso. Sería una carga pesada para Lisea llevar sola. Necesitariamos compasión y amabilidad de los otros. Necesitaríamos una red de los otros quienes se preocuparían por nosotros. Eso estaba nuestra comunidad espiritual: otros quienes se preocupaban.

Pero mi comunidad espiritual me sintio muy pequeña. Aunque empatía me vinía naturamente, parecía que no a menudo me estaba llamado para practicarla. Mi comunidad espiritual fue pequeña porque mi compasión había estado selectiva. Estaba difícil para mi a sentir “unidad” con otra gente. Para mi me parecía que más fácil sentir “uno” con el mundo natural.

Podía recurrir al mundo natural por belleza—incluso momentos de trascendencia—¿pero yo encontraría compasión o amabilidad, esperanza o consuelo en naturaleza? El mundo natural fue más grande que yo, todavía, a mismo tiempo, tanto más pequeña.

{translation/traducción}

Share This:

Hits: 29

Some other stuff for later,

  • 86
    The English version of this post is The Right Time. The Spanish translation is my own and may contain errors. I invite native speakers of the language to comment on my errors and to suggest corrections. Aquí está una traducción en español de The Right Time. ¿Me jubilé en el…
  • 80
    The English version of this post is Remembering Anticipation. The Spanish translation is my own and may contain errors. I invite native speakers of the language to comment on my errors and to suggest corrections. Aquí está una traducción en español de Remembering Anticipation. Robert C. Atchley, un experto en…
  • 77
    The English version of this post—Retirement is the New Normal—was posted here on May 8, 2015. This Spanish translation is my own and may contain errors. I invite native speakers of the language to comment on my errors and to suggest corrections. Aquí está una traducción en español de Retirement…